MARCELO ARCE EN BAHIA BLANCA

























Jueves 12, 21.00hs Ciclo de Apreciación Musical, a cargo del Maestro Marcelo Arce Sinfonías: La 5ª de Beethoven, La 5ª de Tchaikovsky, La 5ª de Mahler y la Sinfonía Queen para coros y gran orquesta de Freddie Mercury SINFONÍAS: LA 5ª DE BEETHOVEN, LA 5ª DE TCHAIKOVSKY, LA 5ª DE MAHLER y La SINFONÍA QUEEN DE MERCURY Siempre la sinfonía ha sido un reto para los compositores de todos los estilos. Desde que nació, con los hijos de Bach como Johann Christian y Karl Philippe Emanuel, en el siglo XVIII. Porque es una forma donde la orquesta se debe destacar permanentemente y a la vez traducir sentimientos y equilibrio. En este espectáculo para toda la familia, con pantalla gigante y clips editados especialmente, se van concatenando cuatro grandes sinfonías. Para ello, recurro al método que inventé y llamo InSincro: cada clip va uniendo las obras y en las pausas de pocos minutos que me permite el video armado, voy explicando la historia, la anécdota, y los detalles de cada sinfonía. De este modo, el InSincro me impide “pasarme” de la duración pautada para el show: 1 hora 45 minutos. Siempre con material exclusivo, el objetivo principal es descubrir la obra y saber qué describe, qué narra cada sinfonía. Y en este caso, qué las une. Son Sinfonías Románticas, para gran orquesta. La Quinta de Beethoven –que dirige Herbert von Karajan- representa al sonido del Planeta Tierra y tiene el principal elemento temático, con su famoso Para-pa-pá… que reaparecen en las sinfonías restantes. Es el llamado Motivo del Destino. Además, cada sinfonía va creciendo técnicamente, en la cantidad de instrumentos, en el color, en la potencia. En todo. A veces resulta increíble lo que cuenta la Quinta de Tchaikovsky (con la batuta de Leonard Bernstein), tan unida a su complicada y trágica vida personal. Nos conmociona con esa melodía que se eleva en toda la orquesta cuando el compositor escribe «¡Cuánto Te Amo!» hasta arribar a un final poderoso, guiado por la danza cosaca, como una vorágine. Así también es inolvidable el Tema de Amor del celebérrimo Adagietto de la Quinta de Mahler que apreciaremos dirigida por Simon Rattle: ¿porqué esa nostalgia, qué historia oculta y a la vez confiesa?. Ya la llamada de la trompeta en el mismísimo comienzo es un enigma que resolverá en el triunfo final, vital. Tres coros enormes, incluyendo el de niños, más unos 140 músicos, piano solista y órgano (sin batería) se unen en la Sinfonía Queen que evoca, combina y recicla los temas clásicos, standards, del famoso grupo, con la instrumentación original de Mercury, otra prueba de su genialidad. No sólo cita a Beethoven, sino también a Mahler. Tiene pasajes de tremendo lirismo y fuerza, ritmo y belleza. Por eso y para una mayor comprensión de esta obra divina, recorremos dos breves clips especiales: Love of My Life y We Will Rock You, que trae una rareza que no revelo ahora y que me encanta compartir con el Público. Cada vez que doy esta función –un show relativamente nuevo-, el Público se conmociona, porque la música de estas Sinfonías nos identifica en algún punto. Algo de ellas resuena y vibra en nosotros. No podemos evitarlo: sentimos tanta emoción como energía. Por esto, en la última oportunidad que brindamos este show en el Teatro Astral, los asistentes aplaudían de pie a esos Gigantes Creadores. Una Fiesta Sinfónica. Alguien dijo «Hay mil y una Sinfonías». No. Son más, mucho más y cada año se suman nuevas porque los compositores clásicos vivos y los jóvenes siguen amando esta forma integral que si son de calidad, siempre envuelven al espectador. Las clásicas se vuelven cada vez más exigentes y las nuevas, bien hechas, asombran. Pues ¡Viva la Sinfonía!. Teatro Municipal de Bahía Blanca. Alsina 425 Entradas: Anticipadas $70 y estudiantes $40 El día de la función $80 y estudiantes $50 A beneficio del Hogar Mamá Margarita

Comments